Blog de proximaaventura

Glastonbury

Escrito por proximaaventura 12-02-2018 en Glastonbury. Comentarios (0)

Viaje a Avalon tierra de Magia, Brujas, puertas dimensionales y Leyendas Artúricas .Dice la leyenda que Avalon era una isla rodeada de agua situada en el Sur Oeste de Inglaterra en el condado de Somerset en la actual Glastonbury.En la actualidad es un lugar de peregrinación para muchos místicos en busca de espiritualidad y de conexión con las energías telúricas, ya que en ese punto estratégico, en lo alto de la colina donde emerge la torre de Tor, convergen dos de esas líneas energéticas;  La de San Miguel o de Dragón y la de Santa María.Entrar en Glastonbury es como atravesar  una de esas puertas dimensionales.  Desde nuestro lugar de hospedaje, un caserón de varias plantas regentado por una bruja llamada  Adele  divisábamos unas vistas impresionantes de la Abadía. Cada mañana a través de una de sus ventanas de la planta superior, observaba la neblina que cubría la vegetación. Cuevos revoloteando sobre la cocina del Abad y en lo alto de la colina,  la majestuosa Tor. En definitiva Glastonbury es uno de los lugares más místicos de Inglaterra en parte porque recorriendo sus calles nos podemos cruzar con brujas y brujos que merodean por las calles, en busca de  tiendas para comprar algún objeto mágico y el atractivo que genera una zona marcada por  leyendas artúricas y griálicas.Actualmente esta ciudad está habitada por  unas 10.000 personas y en el verano aumenta debido al famoso festival de rock al aire libre más grande de Europa La calle principal High Street y sus  establecimientos dedicados a la venta de  brujería , esoterismo y medicinas alternativas nos llamaron la atención.La escenografía del lugar era tal que me sentía como en una de esas películas de Harry Potter.El lugar prometía y nada mas dejar las maletas en el B&B Covenstead (Aquelarre) nos pusimos en marcha...









Día 1  Glastonbury

Día 2  Tintagel, Saint Nectans Glen 

Día 3 Stonehenge, Avebury y Bath 

Día 4  Glastonbury Abadía, Torre Tor, Chalice well 





Primer día en Gastonbury 

Llegamos allí en un vuelo destino Brístol el 27 de diciembre de 2014, después de alquilar coche y adaptarnos a él nos pusimos en marcha. (El alquiler de vehículos con cambio de marchas automático cuesta el doble  que el de cambio manual. Así que cogimos el de cambio manual y a la aventura...!!!!!Como es habitual el GPS nos marcó la ruta que más le convenía,  llevándonos por carreteras secundarias. En un principio no nos hizo mucha gracia pero gracias a eso, nos deleitamos con los paisajes de la campiña inglesa que en pleno invierno tienen algo especial,  haciéndonos sentir como en una película de otra época.









Este viaje tenía dos alicientes, por un lado queríamos visitar todo lo relacionado con las leyendas Artúricas de Geoffrey de Monmouth; Camelot, el Rey Arturo, su reina Ginebra, Lancelot, el Mago Merlín (Myrddin) y como no la bruja Morgana...Por otro lado estaba todo  lo relacionado con lugares mágicos, brujería, centros de meditación y terapias alternativas.En este viaje descubrimos que la línea que separa la leyenda, la magia y la religión era muy fina. Tal y como explican los textos antiguos, José de Arimatea emigró a Inglaterra treinta años después de la muerte de Cristo  y fundó  la primera Iglesia Católica, la actual Abadía de Glastonbury. En su viaje  se llevó consigo el Santo Grial una de las tantas leyendas sobre el paradero del  Cáliz de Cristo.Sabíamos de antemano que muy probablemente no íbamos a encontrar el Santo Grial ni la Dama del Lago ni la espada de Excalibur pero me inquietaba la idea de la aventura que suponía un viaje así.Nuestra primera toma de contacto con los lugareños fue en El  B&B Covenstead situado en la calle Magdalene calle que flanquea la Abadía junto con High St.Adele, su pareja  turca y su Samoyedo blanco regentan el “hostal”, que  más que un hostal en realidad es un museo en toda regla de WICHCRAFT o brujería.Adele nos explicó que procedía de una saga de brujas, su madre y su abuela ya lo eran. Nosotras  no lo pusimos en duda en ningún momento por todo lo que vimos allí.











​No era muy difícil percibir que Adele tenía en los brazos y en la cara unas marcas rojas. Nos preguntamos  entre nosotras que le podía haber pasado.La respuesta no se hizo esperar mucho tiempo. Nos explicó de forma espontánea que hacia unos días un enjambre de avispas le atacó quedando inconsciente.  Nos comentó que le fue de muy poco ya que  las picaduras le provocaron un colapso general.Me quedaré con la duda de saber, si ese ataque no sería consecuencia de sus prácticas oscuras. Pero no quise preguntar.Tanto las habitaciones como las zonas comunes estaban repletas de objetos relacionados con la brujería;  Ouijas, muñecos de vudú, estanterías  de  libros sobre la temática en cuestión, animales en tarros de formol y disecados...Todo tipo de útiles para leer el futuro; Colecciones  de tacitas de té, cartas del tarot y bolas de cristal por cierto de un gran valor económico.Escritos originales de Gerald Gardner escritor ocultista y brujo practicante fundador de la wicca moderna me llamaron la atención.En el piso inferior había una sala decorada al puro estilo Witch que  Adele muy gentilmente nos la ofreció por si estábamos interesadas en  realizar algún  ritual mágico.Sin duda, un lugar auténtico y real para todos aquellos amantes del esoterismo.De hecho, nos comentó que muchos sus objetos de brujería los tenía cedidos al Witchcraft Museum de la localidad de Boscastle, Cornwall y  que nos podía organizar una cita comentada para visitarlo ya el museo lo llevaban unos amigos suyos.En definitiva el lugar estaba genial y cabe destacar el desayuno  que era espectacular y muy abundante. Adele además de regentar el  B&B tiene dos tiendas en la calle High St.  (con el mismo nombre) donde se puede comprar cualquier cosa que  para hacer encanterios.La verdad es que no nos fuimos de aquel pueblo sin hacer acopio antes de varias cosillas.












El vehículo lo estacionamos en el párking  gratuito del centro comercial Morrison  muy próximo al Covenstead. Ya que para visitar la ciudad la mejor manera es a pie.El lugar prometía y nada mas dejar las maletas en el B&B Covenstead (Aquelarre) nos pusimos en marcha...Empezamos recorriendo la calle Magdalene hasta High Street, que es la calle principal. En esta calle los establecimientos dedicados a la venta de objetos de  brujería , esoterismo y medicinas alternativas nos sorprendieron.La escenografía del lugar era tal que nos  sentíamos como en una de esas películas de Harry Potter.Nada mas dejar las maletas en el B&B Covenstead (Aquelarre) nos pusimos en marcha, por el camino nos topamos con una cafetería y nos deleitamos con un par de porciones de un pastel que nos apasiona El Red Velvet.Justo en el cruce de las calles Magdalene con Hight, encontramos la plaza Market con el emblemático hotel The Crown y una tienda llamada: Cat & Cauldron a la que entramos para curiosear.


En ella encontramos a un hombre muy peculiar algo grueso, con barba larga y  ropajes antiguos,  parecía sacado de una de esas películas de fantasía  tipo el señor de los anillos.La tienda estaba repleta de objetos mágicos como varitas, pentáculos, calderos, hierbas mágicas etc. Por un casual nos enteramos que podíamos adquirir por un buen precio algunos gramos de raíz de mandrágora. ( La mandrágora es una planta alucinógena cuyas raíces y hojas, en poción, utilizaban las BRUJAS para sus “vuelos” en las noches de AKELARRE. Sin duda tiene un olor muy peculiar .Curioseando entre las polvorientas estanterías observamos varios frascos con unas etiquetas que indicaban lo que había en el interior: Pelo de Yeti, Diente de Dragón,  Sangre de Troll entre otros. Salimos del establecimiento con una sonrisa después de haber encontrado estos “ tesoros “ tan extraños.Hight st. es una calle no muy larga se recorre rápido, pero merece la pena subirla lentamente y explorar los  callejones laterales que hay a ambos lados,  ya que se encuentran la mayoría de tiendas con encanto ya sea de esoterismo, de gemas o de plantas medicinales.Al principio de  High Street ( subiendo desde la plaza Market) a mano derecha se encuentra uno de estos callejones con diversos establecimientos con mucho encanto. Adele nos habló de un centro de meditación femenina que se encuentra en ese lugar. Entramos para verlo. 









Seguimos recorriendo la calle High st. y a mitad de camino a mano izquierda llegamos a la iglesia de San Juan Bautista, segundo templo más importante después de la Abadía.Antes de entrar  observamos en los jardines un curioso laberinto cretense o Laberinto del Minotauro.Este laberinto es uno de los primeros que se construyeron y proviene de la mitología griega entre los años 100 al 500 a.C dicho laberinto ya aparecían grabados en las monedas de dicha época.Su belleza nace de su simplicidad.“En el laberinto, uno no se pierde , se encuentra.En el laberinto , uno no encuentra al Minotauro, se encuentra a si mismo “ Herman KERNAdentrarse en el laberinto en busca de nuestro minotauro personal, hacerle frente y salir de él es un perfecto ejercicio de relajación y  meditación.Lástima que el laberinto que nos atañe está vallado y no se puede recorrer.Ya en el interior de la iglesia cabe destacar la singularidad que por el banco izquierdo de su entrada principal recorre la línea telúrica de San Miguel.










Segundo día  Tintagel, Saint Nectans Glen 

Iniciamos el segundo día en tierras inglesas con un perfecto y abundante desayuno en casa de Adele para después proseguir nuestro viaje en busca de  de Camelot y la cueva de Merlín.A unas 2 horas de camino en coche dirección Oeste se encuentra Tintagel. Cuenta la leyenda que allí se encontraba el castillo de Camelot y donde también se puede ver justo a pie de playa debajo del acantilado la cueva donde vivió el mago Merlín.Tintagel del SVI  era una próspera comunidad, hasta allí llegaban cerámicas importadas del mediterráneo y era un lugar con un prospero comercio.Al llegar a la localización vimos varios aparcamientos donde se puede estacionar el vehículo previo pago. Si no se estaciona y se sigue la por la  carretera hasta el final  se llega al  hotel Hotel Camelfort, el cual no esta comunicado con el castillo ni con la cueva,  pero ofrece buenas vistas frontales de Tintagel.El lugar a nivel paisajístico es un enclave especial situado en la costa de Cornualles.





Desde la parte alta del castillo las vistas son espectaculares.Bajando unas escaleras algo resbaladizas se llega a la playa quedando la cueva de Merlín a mano izquierda. Hay que aprovechar el momento en que las olas bajan para saltar al otro lado y poder entrar en la cueva. Yo no calculé bien y se me calaron las botas de agua.De vuelta al coche vimos diversas tiendas de souvenirs con merchandising del Rey Arturo.Al lado de la zona de aparcamiento que da acceso al camino del castillo de Tintagel  hay un establecimiento tipo panadería que hacen unas empanadillas de patata y carne (más patata que carne)  que comimos después de la excursión.Ya de vuelta nos comentaron que podíamos visitar una cascada que se encontraba muy cerca del lugar concretamente a unas 2 millas, 6 minutos en coche dirección noreste pasado el pueblo de Bossiney girando  a mano derecha.El lugar se llama Saint Nectans Glen hay una zona de estacionamiento a pie de carretera gratuito.Tras caminar por un sendero de tierra durante unos minutos nos adentramos en un bonito bosque.











Al poco tiempo de recorrer los senderos bajo aquellos árboles empezamos a percibir el sonido del agua del riachuelo. La tranquilidad del lugar y el olor a tierra húmeda nos transportó a directamente al típico bosque de Sherwood.El sendero no estaba apenas transitado con lo que el lugar transmitía una tranquilidad y serenidad que agradecimos.Por el camino encontramos un tesoro de monedas un tanto peculiar hicimos unas fotos para inmortalizar el momento y seguimos .Finalmente llegamos a una caseta pagamos la entrada y nos dejaron unas botas de agua.Bajando un camino enfrente de la caseta llegamos a un lugar mágico y quizás no tanto por la cascada en si sino por el conjunto en sí.El paraje, los árboles, el riachuelo y las ofendas que otros visitantes habían dejado en los árboles y entre las piedras  nos sorprendió. Por doquier colgando de los árboles, en los recovecos de la piedras y en el agua observamos  multitud de pequeños tesoros , plegarias y ofrendas  que los caminantes y penitentes habían ido dejando allí.











La tradición de colgar cintas y ofrendas en los arboles viene de  que antiguamente los druidas ya basaban su religión en la tierra, creían que los árboles  estaban conectados con los tres mundos:El del "Mar" o agua era el mundo  de los ancestros y las hadas.El mundo de "Tierra" era el de las plantas, árboles, animales, piedras y seres humanos y finalmente el  mundo "Cielo" era el de los dioses.Se piensa que en Glastonbury pudo estar la Tierra Sagrada de Avalon, donde los druidas practicaban su religión basada en la tierra. De esa religión antigua surge la costumbre de colgar lazos con oraciones en las ramas de los árboles. Por tanto el árbol es un símbolo de la conexión entre los tres mundos y debido a eso eran sagrados para  los antiguos habitantes de la zona de Glastonbury. Gracias a las botas pudimos adentrarnos hasta casi debajo de la cascada. Estuvimos un buen rato allí mirando y rebuscando para ver lo que otros habían dejado e incluso dejamos  nuestra ofrenda escondida detrás de unas de las piedras de la pared de la cascada.

Un paraje muy espiritual que nos encantó.Se nos hacía de noche y había que volver,  aun quedaba un trecho hasta llegar al coche y luego  el camino de regreso  hasta Glastonbury.Tercer día Stonehenge, Avebury y Bath 

A la mañana siguiente nos levantamos relativamente pronto para ir a Stonehenge. 

Stonehenge se encuentra aproximadamente a una hora de camino en coche desde Glatonbury en dirección este. Teníamos comprada la entrada con antelación ya que es un lugar muy frecuentado y no queríamos perdérnoslo.Llegamos sobre las diez de la mañana.Después de estacionar el vehículo , obtener la entrada en ventanilla y recoger la audio guía, subimos a un autobús que nos desplazó hasta donde se encuentra el monumento megalítico.Sobre Stonehenge su formación y sus usos se ha escrito mucho aunque verdaderamente no se sabe a ciencia cierta la verdad.










Hablaré sobre mis sensaciones y percepciones de la visita.El  paraje en sí,  es una explanada verde hasta donde alcanza la vista. Se pueden observar rebaños de ovejas pastando y una carretera detrás del complejo donde se hace patente la caravana de los vehículos que  marchan lentamente para observarlo.La visita se puede hacer de forma bastante diligente de hecho sólo hay para ver eso .Nosotras estuvimos tres horas en total  y dimos tres vueltas al complejo megalítico.( Una de reconocimiento, otra para fotos y escuchar audioguía y la  vuelta final.Es un lugar bastante concurrido,  hacía mucho frío pero estábamos contentas nos gustó. Nos quedamos con las ganas de poder acceder a su interior y poder tocar las piedras como en otros lugares del mundo donde hemos estado y también existen estas formaciones . Pero  el complejo esta vallado no se puede acceder, para que no se deteriore dicen, hay gran cantidad de personas que lo visitan cada del año. Sólo  previa solicitud anterior y pagando más por  la entrada organizan grupos reducidos a primera hora de la mañana.No seria lícito aquí comparar otros monumentos megalíticos tipo les  taules i talaiots Menorquines pero al estar allí inevitablemente lo hice. 










Después de pasar la mañana en Stonehenge fuimos directamente a Avebury,El coche lo estacionamos en la entrada en un aparcamiento, iniciamos la caminata por un sendero hasta llegar a una explanada donde se ubicaban diversos monolitos no vallados que puedes fotografiar y tocar. También en uno de los extremos de la zona observamos un árbol con la copa repleta de ofendas.Tras recorrer los espacios exteriores nos adentramos en el pueblo, tanto la iglesia como el cementerio nos fascinó era de película . El lugar no era  muy grande y lo recorrimos en poco tiempo.Ya de vuelta  para no variar el GPS nos hizo una mala pasada y nos metió por un camino muy estrecho donde no pasaban dos coches y a los lados vida vegetal de cierta altura.En un momento dado un  águila se posó delante de nosotras en laberinto de tierra. Empezamos a seguirlo para hacerle fotos , mientras el ave rapaz , volaba y se paraba, volaba y se paraba . Finalmente cuando nos quisimos dar cuenta ya estábamos en la carretera principal. Nos dirigimos hacia Bath que se encuentra aproximadamente  una hora de camino.Llegamos por la tarde , estacionamos el vehículo en un párking público al lado del río y nos dirigimos a la Abadía que estaba a punto de cerrar.Junto a la Abadía vimos los baños romanos y posteriormente enfilamos la calle comercial donde estuvimos viendo algunas tiendas de moda.Bath es una ciudad muy concurrida nada que ver con la tranquila Glastonbury , tiendas, restaurantes y cafeterías.










​Después de pasar unas horas allí nos volvimos para nuestra Guesthouse .Tras varios días de ruta en tierras Inglesas dedicamos los dos últimos día para visitar Glastonbury y disfrutar del pueblo. Cuarto día en Glastonbury Abadía, Torre Tor, Chalice well 

Primeramente nos dirigimos a laAbadía ya que la teníamos a pocos  metros de nuestro lugar de hospedaje el CovenStead, tras pagar la entrada entramos en el recinto.Antes de salir a los exteriores para encontrar la tumba del Rey Arturo, pasamos por una sala  donde observamos diferentes objetos relacionados con la Abadía.Una vez visto y siguiendo el mapa que nos habían ofrecido, con las explicaciones de cada lugar iniciamos la visita.La abadía de Glastonbury, que actualmente está en ruinas es una de las iglesias no subterráneas mas antiguas del mundo. Cuenta la leyenda que José de Arimatea sobrino de Jesús de Nazaré la fundó en el año 63 y se trajo consigo el Santo Grial a la vez que habría plantado el espino blanco. La particularidad de este espino es que florece dos veces al año Navidad y Semana Santa ambas fechas muy unidas al cristianismo.Hoy en día solo quedan las ruinas de lo que antiguamente fue el santuario cristiano mas importante de Inglaterra.Independientemente de todo esto también estábamos allí para ver la mítica tumba del Rey Arturo y su esposa Lady Ginebra. Situadas en el altar mayor donde se supone reubicaron sus restos  en el año 1278.













En 1191 los cuerpos del rey Arturo y la reina Ginebra fueron encontrados por los monjes en el antiguo cementerio dentro del recinto.El sitio original de la tumba del rey Arturo esta situado  a 15 metros de la entrada Sur de la Lady Chapel. (A la altura de la tercera ventana) Bajo la losa encontraron un tronco hueco y dentro dos esqueletos el de un hombre y una mujer la cual conservaba intacta la cabellera rubia que tanto la caracterizó. Y junto a ellos una cruz de plomo con una inscripción  "Hicfacet sepultus inclitus rex arturus insula avalonia" (Aquí yace enterrado el ínclito Rey Arturo, en la Isla de Avalón).A unos metros de esta localización en el año 1278 enfrente del altar mayor  reubicaron  los restos de Arturo y Ginebra. 













Según la leyenda,  después de la última batalla Arturo moribundo fue trasladado a la isla de Avalon.Arturo ordenó a  sir Bedivere que arrojara a un lago concreto su espada Excalibur.  Al arrojarla  una mano surgió del agua y sujetó la espada. Según la creencia popular, esto ocurrió en el  puente de Pomparles, actualmente frente a un lago desecado en las cercanías de  Glastonbury. La historia de la Abadía cambio radicalmente cuando el rey  Enrique VIII, celoso del poder y riqueza de la Iglesia, mandó disolver los monasterios de todo el país, esta próspera abadía benedictina estaba gobernada por el abad Michael Whyting, de 80 años de edad. Los hombres del rey acusaron al Abad de haber robado un cáliz del tesoro real. El caso, es que el anciano abad fue colgado en la torre Tor; Después su cuerpo sería cortado en cuatro trozos, que fueron llevados a las cuatro ciudades cercanas más importantes, mientras que su cabeza permaneció en el atrio de la abadía; poco después, este lugar se convertiría en un montón de ruinas.La leyenda del fantasma del Abad sigue hoy presente en el lugar.De todo lo que queda allí ahora la cocina del Abad es lo mejor conservado, hay recreadas escenas y utensilios de la vida cotidiana del momento. Después de recorrer tranquilamente los jardines con sus lagos,  visitar las diferentes estancias e imaginar como serían en todo su esplendor.Salimos de ahí, no sin antes hacernos las  fotos de rigor junto la tumba del  Rey Arturo. 

Próximo destino la colina de Tor. Iniciamos la caminata subiendo por la calle High Street hasta al final para luego girar a la derecha y posteriormente tras unos metros a la izquierda, vimos un un camino de tierra  que parecía que nos iba a llevar hasta la cima. No había cartel indicativo y  no se puede subir en coche.Antes de dejar reflejadas aquí mis sensaciones hay que decir que la colina de Tor es uno de los símbolos indiscutibles de  Glastonbury.Es lo que queda hoy, de un monasterio medieval que fue derribado por un terremoto en 1275. Esta torre así como el monasterio fueron erguidos en memoria de San Miguel  el arcángel matador del dragón, quizás fue porque este lugar estaba considerado como una entrada al inframundo.Como el cristianismo acabó considerando diablos a todos los dioses o seres sobrenaturales del mundo pagano, el monasterio de la Tor fue dedicado a San Miguel, el arcángel matador del dragón, otra representación de Satán.Aunque también San Miguel podría ser un santo sustitutorio al dios celta Bel en cuyo honor se celebra la fiesta de Betlane fiesta de la fertilidad.















​Una de las más viejas leyendas de Glastonbury asegura que la torre Tor era la puerta de entrada al otro mundo en que creían los celtas. Esta puerta estaría guardada por Gwynn ap Nudd, que surgiría desde este lugar en la vísperas de nuestra noche de San Juan, dirigiendo la Cacería Salvaje, junto a su jauría de perros, y todos juntos buscarían las almas de los que muriesen recientemente para llevarlos a su mundo subterráneo, donde descansarían en el caldero de la resurrección, no sin que antes Tyronoe, otro de los aspectos de la Gran Madre, obligase a cada uno a mirar en el espejo donde se reflejaban sus más oscuros secretos.Gwynn significa dragón rojo, y rojo es el dragón que actualmente figura como símbolo del condado de Somerset, de igual forma que lo fue del rey Arturo y de la cercana Gales.














La colina consta de siete terrazas de forma concéntrica unidas y separadas y era  por donde antiguamente los monjes subían al monasterio. Al trayecto laberíntico, se le consideraba una representación del camino de la vida que lleva a la muerte y esta a la resurrección. Es un camino iniciatico de aproximadamente tres horas  donde los hombres buscan respuestas a los misterios de su naturaleza.Hoy en día debido a la erosión del terreno existen maneras más rápidas y más accesibles para llegar hasta lo alto de la torre.Nosotras subimos por uno de estos caminos más accesibles ya que tienen unas piedras a modo de escalones.No se tarda mucho en llegar a la cima pero la pendiente es pronunciada. Recomiendo llevar algo de beber y comer ya que las vistas desde lo alto son espectaculares y apetece quedarse ahí sentado un ratito si no hace mucho viento para deleitarse con el paisaje, las energías que emanan del interior de la tierra  y la gente tan pintoresca que llega hasta la cima.Después de un rato descendimos la colina  con la compañía  de algunas ovejas que se encontraban en el lugar para dirigirnos a otro emplazamiento próximo y sagrado   Chalice Well, el Manantial del Cáliz.Al parecer, mientras que Tor era un emplazamiento para los druidas, en Chalice well las sacerdotisas  cuidaban esta especie de jardín encantado, con un manantial de frías aguas con propiedades medicinales.Según las leyendas Griálicas, José de Arimatea escondió el cáliz en este lugar. Hay quien le llama el Manantial Rojo o Sangriento, ya que el agua, rica en hierro, deja un rastro rojizo por donde pasa. La fuente del manantial se llama Vesica Piscis y cuenta con un símbolo, que también se encuentra en la puerta de entrada al jardín, conectado con la geometría sagrada que representa la dualidad: dos circunferencias unidas, cuya intersección está atravesada por una línea recta. Esta imagen fue diseñada (basándose en otros modelos de la antigüedad) por Frederick Bligh Bond, arqueólogo y vidente que excavó la Abadía a comienzos del siglo pasado, como un símbolo de paz universal.El agua fluye pura e incontaminada de forma continua y permanente (más de 100.000 litros diarios) a 11 grados, independiente de la temporada o el clima exterior. De hecho, hasta se dice que este agua es ajena al ciclo de evaporación - nubes - lluvia, desconociéndose la profundidad de la que procede. Y hasta hubo tiempos de sequía extrema en los que el único agua que había en Glastonbury era la de este manantial.Además de los minerales en suspensión, se atribuyen los poderes medicinales de estas aguas a una fuerza vibratoria relacionada con la energía telúrica. De hecho, Chalice Well está situada justo en la intersección de dos líneas imaginarias que unen, por un lado la Tor y la Abadía, y por otro, la colina de Wearyal Hill, la antigua Ynys Witrin donde recaló José de Arimatea, y los árboles Gog y Magog, los robles a la entrada del viejo camino de los peregrinos.Al entrar al lugar nos facilitaron un mapa y fuimos siguiendo el recorrido de un punto a otro, el recorrido es muy romántico pero el verdadero interés del lugar sin duda es el agua la recorre.











Desde un punto llamado La Cabeza del Dragón se puede tanto beber agua como recogerla en una botella .En la entrada a un precio no muy reducido venden botellas. Nosotras llevábamos una y posteriormente en el supermercado Morrison compramos un par de botes con las medidas justas para subir al avión y llevárnoslas.En definitiva es un lugar que merece la pena visitar por su encanto, sus jardines y sobretodo por su agua.A aquellos que prueben el agua que sepan que sus contenidos en hierro le dan un regusto a sangre no muy agradable.Quinto y último día en Glastonbury. 

Para este último día tuvimos que cambiar de lugar de alojamiento ya que era la noche de fin de año y el CovenStead estaba cerrado.Nos dirigimos caminado a nuestro nuevo emplazamiento situado al lado de la plaza Market. El The Who'd A Thought It una pensión con un Bar restaurante al más puro estilo inglés, de madera con una barra larga y con muchos  surtidores de cerveza  de diferentes marcas .Tras dejar las maletas nuestro nuevo lugar de hospedaje, dedicamos el resto del día a pasear por High Street para efectuar nuestras compras en las diversas tiendas esotéricas del lugar.
















Por la tarde después de hacer un tetris e introducir en la maleta con todo lo que habíamos comprado. Nos fuimos al Pub a empezar la celebración de fin de año.A la mañana siguiente nos dirigimos hacia el aeropuerto de Bristol donde dejamos el coche de alquiler y embarcamos de regreso a casa.No imaginé nunca hacer este viaje sino es por  nuestra  amiga Reyes (La Madrileña)  que me inspiró y motivo cuando unos meses antes me comentó que quería ir a Avalon. Y yo le dije eso de Avalon ¿que es?.Y el resto es historia.




                                       Fin de Avalon  27-12-2014 / 01-01-15


Baviera

Escrito por proximaaventura 12-02-2018 en Baviera. Comentarios (0)

Baviera y Tirol​

​Tal y como acostumbramos estos últimos años, acabamos y empezamos el año con una escapadita. En esta ocasión y por fín ( ya que tenía muchas ganas ) surgió la oportunidad de recorrer Baviera y el Tirol. 
Cinco días y cuatro noches en tierras alemanas y austriacas donde el clima nos acompaño bastante, disfrutamos con la cerveza, la gastronomía y como no con los Castillos.


Avión: Precio unos 140 euros por persona comprados una semana antes.
Hotel:Pensión Guesthouse am Hauptbahnhof situado en la calle Schillerstr 18 Munich 326euros, ( 4 noches dos personas) no                    aceptan tarjeta de crédito.
Ruta:Primer día: Munich
  Segundo día: Innsbruck Austria
   Tercer día: Castillos de Hohenschwangau y Neushwanstein
  Cuarto día: Dachau y Munich
  Quinto día :Munich
Vehículo: 117.30euros dos días. Hicimos 608 km. Gasolina a 1.26 el litro llenamos el deposito con  46 euros. No peajes en la ruta. Empresa Buchbinder. ( no cogimos el gps cuesta 10 euros por día) recomiendo la aplicación para el móvil " Maps.me " sin necesidad de internet sólo con el gps del móvil puedes hacer las rutas y funciona como un TOM TOM. Sólo necesitas el wiffi para descargarte el mapa del país o zona, nosotras lo solemos hacer antes de viajar en casa. 

Primer Día 28 de diciembre 2015


Salimos pronto en el vuelo de las 08:05 horas, llegamos al aeropuerto de München a las 10:00 horas. Una vez allí cogimos el tren hasta la estación central de Munich Hauptbahnhof.

El tícket de transporte, lo venden en las máquinas de la estación el precio para dos personas unos 23 euros . (Incluye todo los trayectos en metro para ese día).
Al llegar nos dirigimos a nuestro hotel , situado a unos metros de la estación central.
El alojamiento en Munich centro no es económico pero encontramos este hotel donde  la relación calidad precio era muy buena, a 5 minutos caminando de Karlsplaz. El desayuno fantástico y hablan español. El check in  a partir de la 13h así que dejamos las maletas y nos fuimos a ver la ciudad.
Este hotel cierra la recepción a las 19:30 horas pero te facilitan llaves tanto del portal como de la habitación. El único inconveniente es que no dispone de lavabos en la habitación, cosa que para cuatro días tampoco nos importó mucho. La verdad es que siempre que lo utilizamos estaba libre.
Bien otra cosa a mencionar es que si se alquila vehículo, hay un párking próximo  a 20 euros el día, en el hotel te aplican un descuento de cinco euros  con lo que sale por 15 euros. La calle donde esta situada el hotel es concurrida, con establecimientos de electrónica, algunos kebabs y bares de copas con chicas de striptis. Quizás por ese motivo siempre haya gente en la calle sin hacer nada en particular. En la calle que corta con el hotel (Schwantahalerstrabe) hay un Lidl.

Esa primera mañana la aprovechamos para ver lo más típico de Munich. Empezamos por Karlzsplatz donde había una pista de patinaje sobre hielo y unas paraditas típicas de salchichas, vino caliente y ponche. De ahí y cruzando el arco se entra en el casco antiguo, siguiendo la gran avenida comercial y peatonal  hasta  Marienplatz ( plaza donde esta ubicado el ayuntamiento y donde se puede ver el carrillón del campanario a las 11 horas en punto y a las 12 h cada día.
Pero antes de llegar a Marienplatz en este tramo a mano izquierda hay un tesoro. La iglesia jesuita de San Miguel, construida entre 1583-1597 . En la puerta de entrada se puede observar la estatua del arcángel San Miguel matando al diablo en forma de dragón.  La fachada es impresionante con un montón de estatuas de la dinastía Wittelsbach. Así como la bóveda interior. Por dos euros se puede visitar la cripta cosa que recomiendo ya que en ella se encuentra las tumbas de Luis II de Baviera así como la de su hermano Otto.


Detrás de la iglesia de San Miguel y antes de llegar a Marienplatz se encuentra la catedral ( Frauenkirche ) el interior es más sencillo de lo que cabría esperar, construida entre los años 1468-1525 sobre una antigua iglesia románica. Lo más curioso de este emplazamiento es la huella del diablo en la entrada del templo, según la leyenda el diablo hizo un pacto con el arquitecto de la catedral , Jörg Von Halsbach. Si el diablo no interfería en la construcción de la iglesia, El arquitecto construiría la catedral sin ventanas, sino el diablo se llevaría su alma. El constructor dispuso las columnas de tal manera que desde una posición concreta de la entrada no se veía ninguna ventana lateral ( la frontal había sido tapada con un gran retablo).  Cuando la catedral estuvo acabada el diablo se asomo a la entrada y no viendo ninguna ventana no  consiguió el alma del arquitecto, pero si dejó su huella. El arquitecto murió ese mismo año.



Marienplatz es la plaza más céntrica de Munich, en ella encontramos diversos monumentos que nos llaman la atención:
El nuevo Ayuntamiento de estilo neogótico, se encuentra el carrillón a las 11 y a las 12 horas cada día se pone en funcionamiento. Las figuras que lo componen realizan la “Danza de Cooper” al son de una agradable melodía que conmemora el acto que tuvo lugar en el año 1517 para celebrar el fin de la peste.
La columna de Santa María 1638 en conmemoración del fin de la invasión sueca. Coronada con la estatua de la virgen con cuatro angelitos matando a cuatro animales ( dragón, león, basilisco, serpiente) los cuales simbolizan la victoria frente al hambre, guerra, peste y heregía.


Pasando  Marienplatz y posteriormente  girando a la derecha se encuentra el Viktualienmarkt, es un mercado callejero con paradas de comida típicas alemanas. salchichas, cerdo, cervezas, pretzels, quesos, salsas... zona de zumos, verduras y comida vegetariana. En la zona central del mercado se disponen mesas de madera donde la gente se sienta a comer. Aprovechamos para comer allí un bocadillo de carne y una cerveza, de postre un strudel de manzana. 
Con el estómago lleno entramos en la iglesia de San Pedro (Peterskirche). Es el templo católico más antiguo de alemania en los que destacan principalmente  el altar mayor y  los frescos del techo. Su torre de 56 metros de altura ofrece unas buenas vistas.


Esa tarde también nos acercamos al río Isar  en la confluencia de la calle Prinzregentenstrabe donde hay una zona de jardines con unos caminos de tierra por donde la gente pasea y va en bicicleta. Volvimos por la calle Maximilianstrabe  es una de las avenidas principales de Munich donde hay hoteles, boutiques y joyerías de lujo. 
Después de tanto paseo fuimos directamente a tomarnos una cerveza a uno de los sitios más turísticos y míticos de Munich , la cervecería Hofbräuhaus situada en la calle Platz núm 9. Un lugar muy pintoresco donde compartes mesas con otras personas. Famosa por la cerveza y no tanto por la comida hay música típica tirolesa en directo. El establecimiento es muy grande , dispone de varias plantas aunque la típica es la principal , recomiendo subir a la superior para ver los comedores y el escenario ...Esta planta también es mucho más tranquila ya que no se acumula tanta gente.

​​


Cena en  Rte Kolpinghaus típico alemán muy próximo al hotel  Kolpinghaus en la calle Adolf Kolping. ( Calle donde se encuentra el párquing y un par de tiendas donde se pueden encontrar todo tipo de productos hindús)

Segundo Día 29 de diciembre 2015

Nos dirigimos caminando hasta la empresa de alquiler de vehículos situada a unos 15 min a pie. Ya teníamos hecha la reserva con lo que la cosa fue rápida. Como siempre cogimos el seguro a todo riesgo. Aún y así te bloquean unos 1000 euros de la tarjeta de crédito por si dañas el vehículo por negligencia. 
Una vez ya en el interior del vehículo nos dirigimos a Innsbruck

Innsbruck ( Austria) se encuentra a unas dos horas de trayecto, no hay peajes y las carreteras son cómodas. Una vez allí se puede optar por aparcar en un párquing público o en la calle ( la mayoría de estas calles  son zona azul de pago, con un máximo de dos horas, con lo que tienes que volver a poner más dinero) 
Nosotras aparcamos en la calle Universittätsstrabe muy cerca del casco antiguo peatonal. Aunque antes de eso nada más entrar en Innsbruck ( saliendo por la salida centro) a mano izquierda divisamos el famoso salto de trampolín. Es una ciudad enclavada en el interior del  valle  Inn.
En sus calles encontramos mucho turismo italiano, recorrimos los callejones del casco antiguo. Estaba bastante lleno pero encontramos un Rte en la calle Holgasse, el Goldenes Dachl que estaba bastante bien. Tienen un menú por unos 11 euros sin bebida.


Justo al lado se encuentra el famoso tejadillo de oro ( es un balcón con un tejado de color dorado ) para su construcción se utilizador 2.657 tejas de cobre que más tarde fueron doradas al fuego. Además todo el mirador está adornado con los escudos del emperador, frescos que representan caballeros medievales y relieves esculpidos donde se muestran imágenes de la vida de Maximiliano I. 
Después de la comida fuimos hacer el postre  a la cafetería Munding en la calle Kiebachgasse ( también dentro del casco antiguo) donde nos comimos unas porciones de pastel espectaculares.


Esa tarde recorrimos la calle Maria Theresien Strasse es una de la calles principales de Innsbruck, peatonal, bastante ancha donde se encuentra Un arco del triunfo, la columna de santa Anna  y la Spitalskirche ( iglesia) S XVIII hecha sobre los restos de un hospital del SXIV, destacan el altar mayor de  estilo barroco y los frescos de la bóveda.
Como teníamos aparcado el coche al lado de la Iglesia jesuita ( Jesuiten Kirche 1627-1640) entramos en ella. Lo más impresionante su cripta 1635 a la cual se accede atravesando una reja de acero forjado  y bajando unas escaleras situadas en la misma entrada. Espectacular en ella se encuentran las sepulturas de los fundadores de la iglesia, los miembros de la orden jesuita en Innsbruck y personalidades de la realeza de los Habsburgo.
Tercer Día 30 de diciembre 2015.


Visita a los castillos de Hohenschwangau  y Neuschwanstein ( Füssen)
Situados a una hora cuarenta y cinco minutos al suroeste de Munich. 
Recomendaciones:
Tener ya alquilado el vehículo un día antes ya que  hay que salir muy pronto de Munich. Tener en cuenta que las taquillas abren a las 09:00 horas.
Nosotras salimos de Munich a las 07:10 horas y llegamos allí a las 08:50 minutos.
Aparcamos en el párquing 4 justo pasado el ticket center, de hecho era tan pronto que no estaban ni los cobradores del párquing ( unos 5 euros por coche).  El parking 3 habíamos leído que este era el que estaba más próximo a la entrada  situado justo antes del tícket center. estaba cerrado. 
Debido a las fechas  no reservamos la entrada por internet con antelación. Pero es muy recomendable hacerlo para no hacer colas y más si se va en verano
A las 08:55  había en la cola unas 60 personas esperando. Tardamos unos 30 min en adquirir las entradas hacia bastante frío. 
Hay tres colas: La de grupos, la de reservas por internet que avanza muy rápidamente y la cola para quien no tiene entradas por internet y no viene en grupo ( era nuestro caso)
Cogimos la entrada para los dos castillos la entrada  King que cuesta 23 euros.

​​


Esta muy bien organizado ellos te venden las entradas con una hora especifica para entrar en el interior.  Calculan que entre una visita y la otra tengas tiempo de llegar a los castillos.
En la entrada pone la hora y un número. Este número aparece en la pantalla en la entrada de los castillos y  indica tu turno. 
Se ha de tener en cuenta los tiempos para llegar a los mismos. 
Nosotras empezamos la visita por el castillo del padre el de Hohenschwangau ( en las taquillas dices de que país eres, y te ponen en el grupo de tour de extrangeros donde te dan una audioguía.) Se entra por grupos, cada 5 minutos aproximadamente. Si no estas en los tornos de la entrada a la hora convenida  pierdes la entrada y no te retornar el dinero.
Del ticket center al castillo de Hohenschwangau hay 10 minutos. Decidimos antes de subir tomar un café y una pasta en una cafetería al lado del ticket center ( es el único "bar" donde hay lavabos. Todo y que teníamos tiempo de sobras subimos al castillo para poder fotografiar las vistas.
A la hora y número de turno indicado pasamos los tornos para entrar en él,nos dieron las audioguias y empezamos el recorrido.
No se puede hacer por libre vas en grupo. En este primer castillo de tres plantas visitas aproximadamente 7 o 8 estancias no más, el recorrido dura sólo media hora. En el visitas varias estancias de  las dos primeras plantas que eran los aposentos del rey Maximiliano II y de su mujer María de Prusia respectivamente. La tercera planta era la planta del servicio y no es visitable.
La cocina está en el exterior en un edificio contiguo que es la actual tienda de souvenirs. (se encuentra bajando unas escaleras y no es muy visible).
Una vez visto el castillo de bajada por el camino a mano izquierda hay pequeña iglesia que se puede visitar.



Para subir al castillo Neuschwanstein hay varias opciones: Caminando unos 35-40 minutos en subida, en autobús 1.80 euros por trayecto o en carro de caballos. Debido al frío optamos por el autobús. La parada se encuentra al lado de un bar ( no wc en el interior)  justo delante de la cola para coger el carro de caballos. Tarda unos 10 min en ascender la colina. Una vez arriba las vistas son espectaculares tanto del castillo como del valle con sus dos lagos. 
En el también se encuentra un puente que une dos cimas el Marienbrück ( esta cerrado desde el 3 de agosto de 2015 por motivos de restauración), justo al lado del puente al cual no pudimos acceder. Hay una colina con una verja la cual se puede traspasar y desde arriba se obtienen unas vistas igual de impresionantes que desde el puente.
Esto lo vimos una vez acabada la visita del castillo para no llegar  tarde.

Para acceder al castillo de Neuschwanstein se sigue la misma metodología. Esperas en los tornos hasta la hora y el número  indicado en la entrada. Te dan el audio guia y la visita es en grupo. La visita también dura unos 30 min aproximadamente y te muestran unas 7 o 8 habitaciones.
Tanto en una visita  como en la otra me quedé algo pinchada ya esperaba ver más. ( Como por ejemplo los pasadizos secretos  que seguro que los tiene).
De hecho en el primer castillo; La habitación del rey y la habitación de la reina situadas en plantas diferentes, se comunican por unas puertas camufladas en los frescos de las paredes y tras ellas el pasadizo secreto. Pero no te lo enseñan.



Una vez hechas las fotos exteriores de rigor en lo alto de la colina donde se encuentra el castillo de Neuschwanstein, entramos. Este castillo es muy diferente al anterior tanto en su decoración como en la arquitectura. 
Lo hizo construir el primogénito del rey de Baviera Maximiliano II el que posteriormente fue el rey Luis II de Baviera. Tanto las diferentes salas como la decoración son espectaculares. Tiene hasta una gruta con con estalactitas. 
A la salida del tour dentro del castillo y delante del Rte hay una sala donde proyectan una breve película con la explicación de la construcción y las fases. También ese mismo pasillo da a una balconada donde se divisan unas vistas geniales.



Antecedentes y breve historia.
Luís II (25 de agosto de 1845- 13 de junio de 1886) hijo del rey Maximiliano II de Baviera y María de Prussia. Tuvo una infancia como la mayoría de los príncipes de aquella época, solitaria y apartado de otros niños de su edad. Instruido severamente junto a su hermano menor Otto en los deberes y que haceres de un futuro rey.
En 1864 a los 18 años de edad su padre Maximiliano II murió y este subió al trono precipitadamente.
En 1866 Prusia venció a Austria y Baviera en la guerra alemana. Desde entonces Baviera dependería de Prusia en política exterior y este se convirtió en vasallo de su tío prusiano.
Luis II conoció a Wagner y fue su mecenas durante algún tiempo de hecho incluso lo tubo alojado en su castillo, donde Wagner componía y tocaba para él. Con el tiempo Luis se fue  alejando del mundo de la política y creó un mundo paralelo donde refugiarse. Hizo construir varios castillos influenciado por obras que había visto en la juventud como el palacio de Versalles y la temática medieval. 
Trasnochador vivía de noche y dormía de día, la desatención de los asuntos reales junto al gran dispendio económico que suponía la construcción de sus castillos hizo que el gobierno lo declarara incapaz..Muriendo al día siguiente por causas misteriosas ahogado en el lago Starnberg junto con su médico.
Curiosamente el  castillo de Neuschwanstein inacabado y  fuente de inspiración para Walt Disney,  construido para que Luis II se pudiera refugiar de la vida pública y al que no debía acceder ningún forastero, hoy en día ya ha sido visitado por más de 50 millones de personas.

Visitados los dos castillos y hechas las fotos de rigor, tomamos la carretera  dirección a Füssen que vimos de paso, para posteriormente dirigirnos a Munich. Fuimos directamente a la empresa de vehículos de alquiler para retornar el coche. De camino al hotel nos paramos a cenar en una cerveceria típica alemana situada en esa misma calle en la acera de enfrente.

Cuarto Día 31 de diciembre 2015
Visita al campo de concentración Nazi de Dachau
La visita al campo de concentración de Dachau fue planeada para el primer día. Pero luego pensamos que sería mejor hacer el checking y visitar tranquilamente la ciudad. Ya tendríamos tiempo para ir a Dachau. Así que esta era nuestra última mañana entera para ir a Dachau.  La historia es pasado, pero aquí se ha mantenido presente para quien lo quiera visitar. Todo lo que fue y lo que no se debería repetir jamás. 
Desde la estación central de Múnich hay que coger el tren de la línea S2 dirección Petershausen. La parada es Dachau.
Al salir de la estación, justo enfrente se encuentra la parada del autobús 726. Después de unos 15 minutos aproximadamente se llega al lugar. Baja mucha gente en esta parada por lo que no tiene perdida. 

La entrada al campo de concentración y al museo es gratuito. Por un módico  precio  te dan la audioguía y el mapa. El circuito para verlo entero es bastante extenso con muchas paradas para escuchar las explicaciones.
Siguiendo el orden de la numeración del mapa se tarda más de dos horas en verlo todo. empezamos por los exteriores y dejamos para el final el museo ubicado en un edificio en forma de u en el interior del campo.


Los restos de las vías del tren que llegan hasta la misma puerta de entrada. La inscripción trabajo os hará libres....Fué una mañana nublada que acabo en lluvia. 
El silencio del lugar junto con el sonido hipnótico  que producían las bambas al caminar sobre todas aquellas piedras es lo que más me llamo la atención. Es curioso como los sonidos así como los olores te pueden tele trasportar .Con sonido del  desplazamiento de  piedras  que me recordó el  caminar de los soldados nazis continuamos la visita. Aquello debió ser un infierno, no hay más que pasar por el museo y ver las fotografías.... Independientemente de la visita cultural, pensaba que dado el gran número de muertes y sufrimiento vivido, el ambiente energético estaría algo cargado. Con el mal rollo correspondiente que supone un lugar así. Pero no fue así.

Llegamos de nuevo a la estación de Dahau sobre las 14:40 y antes de volver a Munich comimos unos durums delante de la estación.
Al hotel a descansar un poco para salir a celebrar la noche de fin de año.
Todo y que la gente en Munich sale a cenar pronto, nos costó bastante encontrar mesa para tomar unas cervezas a las 21 horas. En el centro de la ciudad en Marienplatz se congregaba un montón de gente. No había ni cuenta atrás ni uvas. todo y que nosotras así como el resto de de los huéspedes de la península  las llevaba. También compramos unos petardos a muy buen precio la tarde anterior en el Lidl.
Fuegos artificiales y un menú del Kentucky a la una y pico  de la noche dio por finalizado el fin de año.


Quinto día 1 de enero de 2016
Nuesto avión salia a las 15 horas, asi que teníamos toda la mañana para acabar de hacer unas visitas. 
A las 10 horas después de desayunar hicimos el check out. Dejamos las maletas en repeción y nos fuimos a disfrutar de la última mañana en Munich. Nos encaminamos a Marienplatz plaza donde estuvimos a noche anterior esta vez sin gente y con las calles limpias. Nos detuvimos un instante delante de la iglesia de San Miguel para sacar unas fotos a la escultura de la entrada y al oir música entramos.
La iglesia estaba rebosante de gente y la orquesta sonaba desde la parte alta de la misma. Espectacular.
A las 11 en punto estábamos delante del carrillón en Marienplatz. Bonito baile de las marionetas en lo alto de la torre  si más no curioso.

De ahí camino al río para ver surfear. Pasamos por Odeonplatz ,entramos a ver la iglesia de Theatinerkirche ( que tenía la fachada en obras) donde se encuentra una pequeña cripta que alberga la tumba de Maximiliano II y su mujer Maria de Prusia padres de Luis II. 
Pasamos por delante de  los jardines de Hofgarten  y  la casa del arte Haus der Kunst justo al lado de  se encuentra un pequeño riachuelo (Eisbachwelle).
Donde los amantes del surf practican en una unica ola. Genial manera de empezar el año.

Ya eran cerca de la 13:00h. cogimos el metro situado muy cerca de allí en  Lehen hasta Karlsplatz donde cominos nuestas últimas salchichas y un ponche caliente buenísimo.
Recogimos las maletas en el hotel, nos despedimos de Munich y  para  el aeropuerto.

                                                                                                       Fín viaje a Munich